¿Qué Impuestos Debes Pagar Al Comprar Una Casa?

Aquí en Remates Bancarios queremos que saques tus dudas con respecto a temas inmobiliarios y de interés general, por eso te ayudamos a resolver todo lo que necesitas saber sobre uno de los Impuestos con lo que más recurrencia se habla: el Impuesto Sobre la Renta ISR, así como otro tipo de impuestos que se van adqiriendo conforme el proceso de tener una propiedad procede.

¿Qué Impuesto Es El Más Común?

El Impuesto Sobre la Renta (ISR) es un impuesto que se aplica directamente a los ingresos adquiridos (con excepción de las herencias y las donaciones).  Se trata de un impuesto directo, pues tributa directamente las fuentes de ingreso, mientras que los indirectos son los que gravan el consumo (como el IVAel IEPS).

De igual forma el  ISR es directo sobre las ganancias obtenidas en el ejercicio, siendo las ganancias la diferencia entre los ingresos y las deducciones autorizadas.

Al comprar una casa, ¿qué impuesto se debe pagar?

Al momento de la compraventa de una casa existen dos actos: una persona compra (adquiere) y otra vende (se desprende de su propiedad). Cada uno debe cubrir sus impuestos, quien compra tiene a su cargo el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) o Impuesto de Traslado de Dominio.

Este es recaudado por las distintas entidades federativas, normalmente es de 2% y se calcula sobre el valor más alto de la operación. Es muy importante destacar que esto cambia de estado a estado, por ejemplo, en la Ciudad de México puede llegar a ser de 5.8%. En entidades como Quintana Roo, la tasa cambia a 1.5% o 2.5% según el municipio.

Si compras una propiedad cuyo valor sea de un millón de pesos, y el valor del ISAI en tu entidad es de 4.5%, pagarás 45 mil pesos por concepto de dicho impuesto.

¿Cada cuánto se cobra el ISR?

Este impuesto debe de ser pagado mensualmente al Servicio de Administración Tributaria o, dependiendo de lo que diga la ley y la normativa en relación a la Coordinación Fiscal entre las Entidades Federativas y la Federación, puede ser pagado también a las Oficinas Autorizadas por las Entidades Federativas.

El ISR se aplica tanto a personas físicas como a personas morales y no sólo a quienes residen en México

¿Puedo reclamar dinero de impuestos?

Igualmente se necesita presentar declaraciones mensuales por los pagos provisionales que se han efectuado, y también una declaración anual con fecha en 3 meses para personas morales y 4 meses para personas físicas, después del cierre del ejercicio fiscal del año en curso.

Si eres persona física que se ubica en el supuesto de no estar obligada a darte de alta en el Registro Federal de Contribuyentes y el monto de tu devolución es igual o menor a $10,000.00, acude a cualquier Administración Desconcentrada de servicios al contribuyente para que un asesor fiscal, te apoye a registrar tu solicitud de devolución.

Cuando obtengas ingresos en México por cualquiera de los siguientes conceptos se debe pagar ISR:
  • Salarios y honorarios
  • Remuneraciones a miembros de consejos, administradores, comisarios y gerentes;
  • Arrendamiento y venta de inmuebles y muebles
  • contratos de servicio turístico de tiempo compartido enajenación de acciones;
  • Arrendamiento financiero que cuenten cómo regalías, asistencia técnica y publicidad intereses, premios, actividades artísticas, deportivas o espectáculos públicos;
  • Remanentes distribuibles de personas morales con fines no lucrativos
  • Construcción de obras, instalación, mantenimiento o montaje en bienes inmuebles, inspección o supervisión y otros ingresos.

¿Cómo funcionan estos impuestos? y ¿cómo afectan al momento de realizar la compraventa de una casa?

El pago de ambos impuestos debe ser proporcional al valor de la operación que se esté realizando, en un acta se determina el monto. Al momento en que se hace la adquisición de la propiedad, el notario tiene la obligación de retener ese impuesto de quien compra, para posteriormente reportarlo y pagarlo a la autoridad correspondiente.

También te puede interesar ¿Qué Es Una Hipoteca?

Este ejercicio tributario acepta, en casi todos los casos, que de los ingresos que obtengamos podamos restar las gastos e inversiones que hayamos realizado para la obtención de dicho ingreso y a esto se le conoce como ” gastos deducibles “, entendiendo entonces que un gasto es no deducible cuando esta Ley no permita ser restado de los ingresos obtenidos.

Por lo tanto si a los ingresos le restamos los gastos e inversiones nos resulta una utilidad o una pérdida, y para el primer caso, es decir, si obtenemos una utilidad es a ésta que la ley le llama renta y será la base sobre la cual se calcula el pago de este impuesto.

¿Cómo disminuir los gastos de impuestos?

Algunas de las formas más habituales en la que los contribuyentes disminuyen el pago de impuestos es incrementando los gastos operativos o gastos deducibles, es decir, referentes a su actividad o que les ayudan a generar sus ingresos.

A los ingresos generados por las empresas se les restan los gastos operativos o gastos deducibles efectuados. Sobre ese total se calcula el ISR. Se habla de deducir gastos cuando las erogaciones por bienes y servicios se aplican para compensar o disminuir el pago del ISR, porque son vistas como deducciones de gastos, a pesar de que cuándo se compran en inicio se paga el IVA (Impuestos Valor Agregado).

Algunos de estos gastos son la compra de materia prima, activos fijos, arrendamiento puro o financiero, pago de salarios, luz eléctrica, agua, e incluso la donación de bienes.

No todos los gastos son válidos para efectuar la operación anterior, por lo que es muy importante apegarse a lo que indica la ley sobre los gastos deducibles mientras que hablando de los pagos en efectivo o sin comprobantes fiscales, la ley fiscal establece ciertos límites que puedes revisar aquí

En la siguiente tabla puedes darte cuenta del porcentaje y cantidades que se deben pagar:

Límite Menor Límite Mayor Cuota Mensual %Sobre excente de límite inferior
$0,01 $496,07 $0.00 1.92%
$496,08 $4.210,41 $9.52 6.40%
$4.210,42 $7.399,42 $249.24 10.88%
$7.399,43 $8.601,50 $595.21 16.00%
$8.601,51 $10.298,35 $786.54 17.92%
$10.298,36 $20.770,29 $1.090.61 21.36%
$20.770,30 $32.736,83 $3.327.42 23.52%
$32.736,84 $62.500,00 $6.141.95 30.00%
$62.500,01 $83.333,33 $15.070.90 32.00%
$83.333,34 $250.000,00 $21.737.57 34.00%

 

Aquí en Remates Bancarios esperamos que te hayamos despejado las dudas y recuerda que si quieres invertir en en incrementar o iniciar un patrimonio, tenemos las mejores ofertas de bienes inmuebles y atención especializada para ti, visitándonos en nuestra web podemos encontrar lo que mejor te convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *